Etiquetas

miércoles, 7 de diciembre de 2016

Por un revival del vino blanco

Foto: Getty Images
Es un hecho: hasta la década del 90 el argentino promedio consumía mucho vino blanco. ¿Cómo? ¿No lo crees? Sin embargo es así. Según las estadísticas del Instituto Nacional de Vitivinicultura, en el año 1996 el despacho de vinos blancos al mercado representaba un 60 % del total, mientras los vinos de color (rosados y tintos) se llevaban el 40% restante. 

En Argentina, el mayor productor de vino de Latino-américa y el quinto del mundo, en apenas 20 años la industria atravesó una revolución en la cual el principal damnificado fue el vino blanco.


Quienes peinan canas saben que en la segunda mitad del siglo XX las clases bajas y medias del país consumían en gran volumen vinos comunes, rosados y blancos, suaves al paladar y en general de alta graduación alcohólica. Pero en la necesidad de responder a esa enorme demanda se olvidó cuidar las condiciones de elaboración. Justo en el momento que por la competencia de otras bebidas -alcohólicas o no, como la cerveza y las gaseosas- hubiera sido necesario ofrecer algo más, un plus de calidad.

A fines de los 90, llevado de la mano de la estrella del Malbec, se inició una revalorización de la calidad en los vinos tintos, pero lamentable e incomprensiblemente –cuando el mercado aun los consumía en mayoría- esto no sucedió con los vinos blancos.

Así llegamos al nuestros días, en que el vino es la bebida nacional de Argentina (decreto del 24 de noviembre de 2010 ratificado por Ley Nacional en 2013) pero invariablemente, cuando se piensa en tal condición nos representamos en mente una copa de vino tinto.

Es común escuchar que el consumo per cápita de vino cayó de 90 a 23 litros por persona por año, lo que no está tan claro para todos es que esa caída fue protagonizada casi exclusivamente por el vino blanco.

Actualmente el mix es 24 % de blanco y 76% de color. O sea una botella de blanco por cada tres de tinto o rosado. Un mix que no es tan común en los países europeos de mayor consumo, como Francia y España o de América como EE.UU. y Canadá, en los cuales los blancos, con el Chardonnay como abanderado y el Sauvignon Blanc como escolta, pero también con otras cepas exitosas tales como el Moscatel o el Pinot Grigio, se mantienen en la preferencia masiva de muchos consumidores.

¿Puede haber un revival del blanco en Argentina?

A mi entender, están dadas todas las condiciones para que el vino blanco se direccione hacia un consumo ascendente en nuestro país.

Desde un punto de vista subjetivo –y digo subjetivo porque no poseo estadísticas que me ayuden a objetivarlo- tengo una sensación de que ya hay en el mercado consumidor más inquieto -de media y alta gama- un renovado interés por el blanco. Se ve en las ferias y degustaciones especializadas, donde comienzan a aparecer eventos dedicados al vino blanco, en particular gracias a ciertas bodegas y enólogos que están recorriendo un interesante camino con blancos de calidad como eje. 

Y cada vez más, escucho a gente que antes orgullosamente decía: “yo solo tomo tinto” -como marcando la cancha de su apego a la calidad- reconocer que se van animando con algunos de los buenos blancos que van apareciendo en el mercado.

Pero además hay varios hechos objetivos que apoyan un futuro revival de los blancos:
  • La progresiva inclinación del argentino por una dieta más balanceada, no tan fuertemente basada en las carnes rojas, favorable de ser acompañada por vinos más suaves o bebibles.
  • La incipiente puesta en valor del producto del mar argentino, que ya hace tiempo es un éxito en la gastronomía sofisticada y en la comida asiática y peruana que gana espacio en los restaurantes. Que el pescado y el marisco se acompaña mejor con vino blanco no es una regla escrita, pero la mayoría está de acuerdo. ¿Qué mejor para un cóctel de camarones que un blanco de cuerpo delicado a mediano como puede ser un buen Sauvignon Blanc, o un Chardonnay junto a langostinos empanados y fritos? ¿O degustar con un espumante Extra Brut unas exquisitas ostras y almejas al natural, o preparadas a la parmesana con un Viognier o Semillón?
  • El calentamiento global: en los grandes centros de consumo (Buenos Aires, Rosario, Córdoba) las temperaturas cálidas permanecen durante casi nueve meses al año, con inviernos más cortos y veranos más largos. Esto debería favorecer el consumo de vinos blancos si se lograra ganar la pulseada a otras bebidas refrescantes como la cerveza, gaseosas, aguas saborizadas y jugos.
  • La continuidad de la tendencia, ya ratificada, en la desestacionalización de los espumantes, que antes solo se tomaban en las fiestas y ahora se consumen todo el año. 
Pero también hay otros factores, si bien a más largo plazo, que podrían incidir:

El renacimiento de la vitivinicultura en la provincia de Buenos Aires (ver nota). Varios productores pequeños están empezando a producir vinos, confiando en la vitivinicultura como el camino para lograr una sustentabilidad que las economías familiares no logran con los cultivos tradicionales, que requieren gran escala.  Y también los grandes, como Trapiche, que instaló en Chapadmalal la Bodega Costa & Pampa apuestan a Buenos Aires. ¿Y que tiene esto que ver con los blancos? La mayoría coincide que las tierras de la provincia, en muchos casos con influencia marítima y con temperaturas más bajas que otras zonas productivas, se adecuan especialmente a la producción de cepas blancas. Costa & Pampa, luego de varios años de experimentación con diversas cepas blancas y tintas, ha decidido enfocarse especialmente en los blancos: Sauvignon Blanc, Chardonnay, Riesling, Gewustraminer, Pinot Grigio, Semillón dando lugar solo a la tinta mas “friolenta” el Pinot Noir. La cercanía de la producción a los grandes centros de consumo es otra ventaja.

La progresiva incorporación del consumidor joven. Uno de los motivos que influyeron en la caída global del consumo de vinos fue la pérdida del público joven -el cual rápidamente se adapta a nuevas ofertas de consumo- que huyó mayoritariamente hacia la cerveza. Gran parte de ese consumo -que no aprendió a tomar vino a fines de los 90 y principios de los 2000- se perdió. ¿Para siempre? Quizá no, hoy comienza a verse una pequeña luz en el camino de recuperación del consumo joven. Varias bodegas lograron en los últimos años acercar al vino una porción de ese target con propuestas de vinos dulces o frizzantes. Queda el desafío de acercarlos a los blancos, camino natural de entrada al vino.

Un posible agotamiento en el crecimiento del consumo de la cerveza estándar. La cerveza se ganó un lugar pero está obligada a mantenerlo. Y en ese mercado ya se ven algunos signos por los que pasó el vino hace veinte años. Pronunciada baja de calidad percibida en las marcas masivas y aumentos de precio que llevan a que hoy una botella de cerveza esté casi al mismo precio que un buen vino de mesa. A la par del ingreso de las cervezas “especiales” o artesanales, incluso ya tomado a cargo por los grandes jugadores del sector.

Hasta aquí las razones, pero ¿por qué se va a conseguir un revival de los blancos si no se hace nada distinto? Y ahí viene la cuestión. Hay tres puntos en particular a considerar por las bodegas que pretendan liderar este repunte y afianzar su futuro apostando al crecimiento de los blancos:
  • Mejorar la calidad. O mejor dicho, la relación precio - calidad de los vinos blancos. Lograr buena calidad en el rango inferior de precios es importantísimo, sino excluyente.
  • Lograr esa calidad con los menores niveles de alcohol posibles, para mejorar la tolerancia al consumo de vinos blancos, facilitando su uso como refrescantes y a los que se inician con el vino.
  • El marketing, apuntando al vino blanco como un consumo aspiracional para la generación joven, en el rango de 20 a 25 años, jóvenes que trabajan, estudian y tienen pretensiones de vivir la vida disfrutando el placer de un buen vino.
El camino está a la vista y hay algunas bodegas que ya lo emprendieron. En una próxima nota hablaremos de ellas y de algunas de las etiquetas de blancos que hoy marcan la diferencia.

Reporte Vino Argentino 2017


Aldo Graziani es una de las figuras del mundo del vino de nuestro país. Luego de una extensa y reconocida trayectoria como sommelier, en la cual se desempeño también como docente y dirigente de la Asociación Argentina de Sommeliers, incursiona con éxito en proyectos gastronómicos (Aldo’s Vinoteca Restorán, Casa Cruz Brasserie Porteña, Bebop Club) y posee una distribuidora de vinos llamada El Garage de Aldo.

Internacionalmente participó como integrante de Sommeliers For Consumers, la primera guía de vinos del mundo que reúne a los mejores sommeliers del planeta y como jurado en Decanter Wine World Awards 2014 y 2016.

Con el respaldo de esta trayectoria, se animo a realizar -con la colaboración de la sommelier Valeria Mortara (docente en CAVE, IAG y UADE y actual Head Sommelier & Brand Ambassador de Faena Hotel Buenos Aires), la primera guía que otorga puntajes (en escala de 100 puntos) a vinos de nuestro país.

Es sabido que las guías de vinos son bastante exitosas. Para verificarlo basta mirar los estantes dedicados al vino en las mas importantes librerías de Buenos Aires, en los cuales gran parte de los ejemplares corresponden a Guías de Vinos e incluso, según me confesaron los mismos vendedores, con venta de ejemplares no solo del año sino también de ediciones correspondientes a años anteriores. La necesidad es clara, al consumidor le cuesta elegir un vino, en particular cuando se habla de invertir en ellos varios billetes, y las guías cumplen una importante función en ese segmento.

Graziani y Mortara se embarcaron en esta tarea, para la cual dicen haber catado a ciegas más de 800 muestras, durante 21 días, en sesiones de no más de 40 etiquetas por vez, organizadas por rango de precio y por regiones. 

La guía presenta y califica 424 vinos divididos por zonas y por sub zonas (otro acierto) y los vinos mejor puntuados incluyen, ademas del puntaje, breves comentarios por parte de cada uno de los autores. En este sentido es loable que los mismos buscan alejarse de las pomposas y complejas descripciones, acercándose mas a lo que realmente necesita el consumidor: una sincera y sencilla descripción de las virtudes del vino. El único punto para señalar es la participación del autor como distribuidor de varios de los vinos presentes en la guía, pero el mundo del vino es pequeño y muchas veces es difícil mantener una distancia entre sus distintos roles. En lo particular confío en que este hecho no haya influenciado las decisiones al calificar.

Pero el libro no se queda ahí sino que ademas cuenta con aportes de referentes del mundo del vino como José Alberto Zuccardi -a cargo del prólogo-, Edy del Pópolo, Sebastián Zuccardi, Matías Michelini, Alejandro Sejanovich, Thibault Lepoutre y Hans Vinding-Diers. El historiador Felipe Pigna realiza un análisis de la historia del vino en nuestro país y Valeria Mortara, aporta al final consideraciones sobre maridaje. Incluye ademas distinciones al mejor winemaker y al mejor vino del año, las gangas (recomendaciones imbatibles en relación precio-calidad) y las 10 bodegas más destacadas de 2017.

Reporte Vino Argentino 2017 fue presentado con un importante evento realizado en Casa Cruz, en el cual pudieron degustarse mas de 300 etiquetas de los vinos incluidos en la guía, presentados también en mesas divididas por zonas vitivinícolas y con la presencia de muchos winemakers y propietarios de las bodegas. 



Con un precio de venta de $319, representa una buena inversión para cualquier consumidor interesado en el vino argentino. Dado su pequeño formato, es ideal para dejarla en guantera del auto y tenerla a mano al momento de decidir una compra.

Fotos tomadas por El Angel del Vino

martes, 6 de diciembre de 2016

Finca Alto Los Cuises, el paraiso convertido en vino. Bodega El Porvenir


Nuestro viaje había comenzado temprano en Buenos Aires, dos horas de vuelo hasta Salta, y de allí otras tres horas en combi hacia Cafayate, con el objetivo de asistir al CoProVi (ver nota) y visitar varias bodegas de la zona. Por ello, la combi se detuvo unos kilómetros antes de llegar a Cafayate, donde nos esperaban dos pick up dispuestas a trasladarnos a un sitio único, al cual solo se llega en 4x4.



Nuestros anfitriones eran los actuales responsables de la elaboración de los vinos de Bodega El Porvenir: el Ingeniero Agrónomo Sebastián Bugallo y el flamante enólogo de la bogega Francisco Paco Puga -ex-Amalaya- (que reemplazo a Mariano Quiroga Adamo cuando éste volvió a Mendoza para trabajar en Casarena).


Nuestro objetivo era llegar a mas de 1650 msnm, donde se encuentra una joyita: la Finca Alto Los Cuises. El Porvenir adquirió una vasta extensión de tierras al sur del Río Seco, con el objetivo de plantar vides. Pero ya concretada la compra descubrieron que subiendo el cerro, allá en lo alto, había un oasis. 



Protegida por las paredes de los cerros se forma un especial micro-clima en el cual los antiguos propietarios habían plantado especies no autóctonas como sauces, palmeras, higueras, ceibos y otros árboles que han prosperado formando un oasis increíble que ademas tiene privilegiada vista al valle Calchaquí.


Viendo el potencial del lugar, en 2007 comenzaron a plantarse vides de Petit Verdot, Malbec, Cabernet Sauvignon y Chardonnay.

Como estábamos aun sin almorzar, apenas llegamos Paco y Santi sacaron la canasta que contenía la mejor recepción que se puede recibir en Salta: impresionantes empanadas de Doña Carmen que hicieron una maravillosa combinación con los Laborum Single Vineyard Finca Alto Los Cuises Chardonnay 2013 y 2015 (ambos con uvas de esta misma finca) y el Laborum Single Vineyard Finca El Retiro Torrontés.

Dicen que el vino se aprecia mejor cuando el momento es el propicio. Realmente no podíamos pedir mas, estábamos con amigos, en un paisaje maravilloso, protegidos del sol de Cafayate por la sombra de bellos arboles y comiendo las típicas empanadas con vinos de esa misma tierra. ¡Había que frenar el impulso de otorgarles 100 puntos Parker!

Bueno, quizá Don Parker no llegaría a tanto, pero el Chardonnay 2015 me pareció realmente muy bueno, y el torrontés bien vallisto (del valle), típico, rico, frutado y con personalidad. 


Luego fue el turno de los tintos, comenzamos con Laborum Single Vineyard Finca Rio Seco Cabernet Sauvignon 2015 (esta finca la visitaríamos al bajar de Alto Los Cuises ya que se encuentra al pie de la misma, sobre la ruta 40). Un Cabernet Sauvignon bien salteño, con ese dulce pimiento en boca que tanto me gusta.


La cata seguiría con un muy jugoso Laborum Single Vineyard Finca Rio Seco Syrah 2014 y como broche de oro el icono de la bodega: El Porvenir Our Family Icon 2013, un vino superior que me animaría a poner entre los mejores de Salta.

Nada mejor para cerrar esta nota que las propias palabras de Paco Puga: "El Provenir es un chiche, un lujo que todo enólogo quiere tener, donde te sobra uva para elegir" y con mas imágenes de este lugar soñado.







Fotos tomadas por El Ángel del Vino

jueves, 1 de diciembre de 2016

Argentina Wine Bloggers - El rol de los Blogs en la comunicación del vino


Aunque los más antiguos ya alcanzan diez años de actividad, podemos decir que los blogs, dentro de la comunicación del vino, son un canal relativamente joven. Comenzaron siendo un nicho, pero hoy, por su ubicación dentro del espectro de la web y las redes sociales el cual crece exponencialmente, ya ocupan un lugar preponderante en la difusión del vino. Pero tambien por su dinamismo y otras características que los destacan y favorecen.

Nos referimos a su carácter “social”. Si bien en el mundo existen muchos blogs de vinos relacionados con intereses comerciales (blogs de bodegas, de distribuidoras y comercializadoras, etc.) en Argentina esta etapa no se ha manifestado aun. Salvo excepciones, la mayor parte de los blogs son conducidos y escritos por enófilos y apasionados del vino, que no viven de ello ni de actividad alguna relacionada al vino.

Fácil es comprobar que la mayoría de los blogueros del vino no están motivados por un interés comercial o de lucro. Tienen intereses menos “materiales” como ser: compartir conocimientos e información, ayudar a reflexionar o generar debates, compartir la pasión por el vino y atraer más adictos a ella, dar noticias, describir vinos (en algunos casos calificándolos a través de puntajes) y compartir experiencias de viajes a regiones enológicas, entre otras.

No hace falta más que ingresar a los blogs para ver que (salvo excepciones) no tienen el apoyo de la industria y que las notas no presionan ni intentan inducir al lector a comprar los vinos que se describen. No suelen faltar incluso algunas críticas constructivas, buscando en general ubicarse en una postura ecuánime y hasta con cierta responsabilidad moral hacia la industria del vino.

Todos estos factores –convengamos que poco comunes en la tradicional estructura comunicacional del vino- hacen que aun la mayor parte de la industria y las bodegas entiendan poco sus prácticas y motivaciones.

Pese a ello, los lectores sí ven a los blogs como una comunidad objetiva, impulsados por un espíritu comunitario y dando lugar en la comunicación también a bodegas y vinos de menor escala que, al no tener posibilidad de realizar costosas campañas de marketing no son considerados por los grandes medios de comunicación. Por ello orientan sus escasos recursos publicitarios a las ferias y degustaciones de vinos a las cuales los blogueros acuden para obtener información, ampliar sus posibilidades de probar vinos y también - ¿porqué no?- aprender.

Esa interacción “social” que actualmente se vale de las redes y la tecnología para comunicar personas, organizaciones y conocimiento, crea una nueva red de conexión entre la gente y sus intereses. A tal punto llega esta red social del vino, que los blogueros conforman una comunidad, en la que se recomiendan unos a otros (ver como no faltan los links hacia otros blogs), se retroalimentan y potencian entre ellos multiplicando así la audiencia y generando esferas de influencia que la industria empieza poco a poco a reconocer.

En este camino, podemos decir que este año es fundacional para los blogs argentinos del vino. Muchos de ellos se conocieron en ferias y eventos, luego profundizaron relaciones e hicieron amigos compartiendo viajes a Mendoza o a Cafayate, hasta que llegó la conclusión lógica: ¿Por qué no agruparse?.

Así nació “Blogueros en su Tinto” en la cual casi 20 blogs acordaron realizar una acción conjunta emitiendo una primera y muy exitosa campaña #ElVinoEnVinotecas con notas sobre vinotecas que dan un servicio especial y diferenciado al cliente. La búsqueda de la identidad continuó con unas pocas reuniones y muchos whats up (en definitiva son comunicadores virtuales) que llevaron a delinear una visión conjunta y un nombre más abarcador y con proyección de futuro: “Argentina Wine Bloggers”. Comunicadores independientes contribuyendo al desarrollo de la pasión que nos une: nuestro vino argentino.

Bajo este nombre se lanzó la segunda campaña llamada #AWBpresenta, en la cual cada blog publica una nota a un enólogo destacado eligiendo aquellos que aún no han llegado al estrellato, pero que seguramente van a hacerlo pronto debido a sus condiciones y calidad de su trabajo.

Esta semana, gracias al apoyo de una importante bodega argentina, Argentina Wine Bloggers realiza su primera acción no virtual: #LanzamientoAWB, mediante un cocktail en el cual se presentaran sus integrantes e ideas en pos del vino argentino.

Como miembro fundador de la agrupación, que mejor que cerrar esta nota con una frase propia que hoy utilizamos la mayoría de los #AWB: “Orgulloso de ser AWB

Carta de presentación AWB

sábado, 19 de noviembre de 2016

1era feria de Vinos de Uruguay en Argentina


Cuando: Jueves 1 de Diciembre de 19 a 23 hs.
DondeThe Brick Hotel Buenos Aires, Posadas 1232, Recoleta - CABA
EntradasLas entradas pueden adquirirse en www.uruguay.eventbrite.com.ar a $300 de forma anticipada, y a $350 en puerta, el día del evento. La misma incluye el acceso libre a todos los vinos y una copa en préstamo para poder disfrutarlos.

Llega la 1ª feria de Vinos de Uruguay a la Argentina

Con la participación de más de 15 bodegas uruguayas, que presentarán más de 100 etiquetas para degustar, junto a refinados productos gourmet del mismo origen, llega la 1ª exposición de Vinos de Uruguay a la Argentina. Organizado por INAVI y Wines of Uruguay, con el apoyo oficial de su embajada, promete mostrar lo mejor de la escena vitivinícola uruguaya en nuestro país, el próximo jueves 1 de diciembre en The Brick Hotel Buenos Aires.

Organizada por el Instituto Nacional de Vitivinicultura (INAVI) y Wines of Uruguay, responsables de comunicar el vino uruguayo en el exterior, el jueves 1 de diciembre llega la 1ª feria de vinos uruguayos a la Argentina. La misma se propone reunir a más de 15 destacadas bodegas orientales para exponer sus mejores etiquetas, junto con exquisitos productos gourmet del mismo origen. El evento forma parte de un showcase global, desarrollado para promover y dar a conocer la calidad del vino uruguayo en los principales mercados consumidores del mundo.

La producción integral estará a cargo de Augusto Saracco & Asociados, junto a Wine Revolution.

Uruguay, tierra de vinos
El encuentro recibirá la visita de 700 asistentes en una única jornada ferial dividida en dos horarios: un pre-oppening exclusivo para el trade y la prensa de 16 a 19 hs y la feria abierta a consumidores e invitados especiales de 19 a 23hs.

A su vez, se brindarán Master Classes dirigidas a profesionales y prensa donde se recorrerán la actualidad de los vinos uruguayos presentada por sus principales winemakers.
Así, el evento se propone reunir a los principales decisores de compra de vino en la Argentina: los dueños de restaurantes, vinotecas, sommeliers referentes y responsables de AA&BB de los mejores hoteles, quienes serán recibidos junto a la prensa especializada.

Por su parte, el encuentro congregará también a consumidores entusiastas, acostumbrados a comprar y beber vinos de alta gama, que vienen a enterarse de las novedades del mercado uruguayo y de cómo conseguirlos en nuestro país.

Todos ellos podrán degustar más de 100 etiquetas de grandes vinos uruguayos junto a alimentos gourmet que sumarán sus propuestas al encuentro, con atractivos maridajes.

Las bodegas que participarán son: Garzón; Establecimiento Juanicó; Familia Deicas; Familia Traversa; H. Stagnari; De Lucca y Finca Buena Vista; entre otras.
Acerca de INAVI y Wines of Uruguay
El Instituto Nacional de Vitivinicultura de Uruguay y Wines of Uruguay son las organizaciones responsables de la promoción del vino uruguayo en el exterior. Trabajando junto a más de 30 bodegas, participan de ferias internacionales, degustaciones, misiones comerciales y eventos en general, potenciando el trabajo de posicionamiento en más de 40 mercados en el mundo.

Facebook.com/vinosdeluruguay

Feria de Vinos Espumosos Bubbly Wine Fair - Salta

Gacetilla de Prensa

Cuandojueves 24 de noviembre de 2016, de 19:30 a 23:30 horas
DondeSheraton Hotel Salta
Entradas: pueden adquirirse en La Estación Bebidas: Balcarce 983. Tel.: (0387) 422 2037. El valor de la entrada general es $300 y la entrada VIP $550.

La primera edición de la Feria de Vinos Espumosos Bubbly Wine Fair en Sheraton Hotel Salta, reunirá una variedad de más de veinte etiquetas de todo el país, música, arte, gastronomía y un sector VIP para quienes deseen disfrutar del evento con una experiencia completa.

Un evento organizado por Catas Inéditas, con la participación especial de Cepajes, Agua de las Misiones, República Design, Indoor Producciones y Radio Sophia, en un ambiente especialmente preparado para disfrutar cada vino y charlar con los hacedores y representantes sobre sus virtudes y propuestas para maridar. Algunas de las líneas confirmadas para esta edición de Bubbly Wine Fair son Tordos Wine, Melodía, El Esteco, Burbujas de Altura, Nieto Senetiner, Estancia Mendoza, Navarro Correas, La Rural, Zafiro, Crazy For You y Trumpeter.

"Para celebrar con amigos el fin de año, conocer y elegir nuevos espumosos, comprar para eventos y regalos de fin de año y realizar nuevas incorporaciones en sus locales para sorprender a clientes y amigos. Todos van a disfrutar de esta feria sin excepción” cuenta Lorena Ramos Lico.

La propuesta se completa con una barra de tragos, un sector VIP donde habrá bocaditos y líneas exclusivas de Vinos Espumosos y el Wine Shop con precios únicos por la ocasión. 


Rueda de Negocios y charlas:
De 17 a 19 horas se realizarán charlas de profesionales de la vitivinicultura y también se llevará a cabo el encuentro para generación de vínculos comerciales y presentación de marcas en el Salón de Sheraton Hotel.

Evento en Facebook
Contacto de prensa: Guadalupe Laclau:  011 15 4023 7116 – guadalupelaclau@gmail.com

Sobre Catas Inéditas:
Catas Inéditas llegó para instalarse en la agenda salteña como el único evento de aprendizaje, divertimento y acercamiento del público con el vino en encuentros íntimos, distendidos e inéditos, es decir que el maridaje, la propuesta de cata y los protagonistas nunca se reunieron antes, ni se repetirán.
Con cada vez un calendario más importante de ferias y eventos vínicos, el público local esta ávido de aprender más y sumar experiencias que le permitan elegir mejor a la hora de regalar, de disfrutar de un vino o de maridarlo en un encuentro. “Pensando en ellos armamos este club de catas temáticas, para aprender jugando, comparando y compartiendo experiencias y sensaciones en pequeños grupos exclusivos” cuenta Lorena Ramos Lico, fundadora de Catas Inéditas junto a Guadalupe Laclau. “Es importante esta oportunidad para bodegas pequeñas y vinos de autor que les cuesta darse a conocer, así como también a quienes desean adquirir más herramientas para aprender a apreciar y describir un vino o elegir sus favoritos” explica Guadalupe.

miércoles, 16 de noviembre de 2016

Finca Sophenia



Finca Sophenia es una exitosa bodega que tiene el privilegio de haber sido pionera en el Valle de Uco. Conducida por uno de sus fundadores, Roberto Luka (ex Director de Flichman y ex Presidente de Wines of Argentina), la finca posee 130 hectáreas en Gualtallary y sus viñedos fueron plantadas en el año 1998. 

Conscientes de su objetivo de apuntar a la alta gama, recién comenzaron a vender sus vinos en 2004 y actualmente exportan el 80% de su producción -de aproximadamente 900.000 botellas- a mas de 25 países. Trabajan las siguientes líneas (precios sugeridos a setiembre 2016): 
  • Altosur (tiene casi todos los varietales menos Cabernet Franc y Pinot Noir) $155 
  • Sophenia 2 (bi-varietales) $189
  • Reserve (12 meses en barrica) $255
Y los que se comentan en detalle en esta nota:
  • Synthesis Sauvignon Blanc $320
  • Synthesis Malbec y Synthesis Cabernet Sauvignon $480
  • AntiSynthesis $500
  • The Blend $690
  • Roberto L $790
Los volúmenes se reparten 60% para Altosur, 30 % para Sophenia Reserva y 10% para Synthesis. El director de enología es Matias Michelini. 
Martín Cuccioletta y Eugenia Luka
Roberto Luka, su hija Eugenia (Brand Ambassador) y Martin Cuccioletta (Gerente de Ventas), recibieron en sus oficinas de CABA a los miembros de Argentina Wine Bloggers para degustar sus vinos de alta gama:

Synthesis Sauvignon Blanc 2015
Siendo su primera cosecha en 2004, podemos decir que ya es un clásico de este varietal en la alta gama argentina. Bajos rendimientos, distintos puntos de cosecha -desde principios de febrero hasta mediados de marzo- con posteriores degustaciones para definir el corte de los porcentajes. Se trabaja fría la maceración, casi al punto de congelamiento con el fin de obtener un estilo mas cercano a los franceses Sancerre o Puilly Fume que a los explosivos Sauvignon Blanc de Nueva Zelanda.

Sutil, con buena acidez, es un vino "de sommelier". Se destaca por su elegancia, su boca envolvente y de buen volumen, con notas minerales y cítricas.


Sophenia Synthesis Malbec 2013
Este malbec sale del cuartel 4 que tiene algo de inclinación, por lo que también se cosecha en distintos momentos. Pasa por una crianza de 14 meses en barricas de primer uso; en búsqueda de fineza. Se estima un potencial de guarda de mas de 15 años. Muy buena fruta y una fina nariz, donde se han limado las aristas o extremos.

Roberto Luka: "se habla mucho de la tensión, de la acidez, pero el vino se hace para que alguien lo tome (lo que hoy se conoce como drinkability o tomabilidad) y eso buscamos, hacerlos amables sin quitarles la estructura y la potencia o identidad argentina".

Anti Synthesis Field Blend 2015
"En Cuartel 11 hicimos un injerto de Malbec sobre el Cabernet Sauvignon existente, pero algo salio mal y el 20 a 30% de los injertos falló, quedando mayormente Cabernet Sauvignon con algunas plantas de Malbec y varias plantas con ambas variedades juntas. El desafío fue cosechar, debido a los distintos puntos de madurez. Por años fue utilizado como corte del Synthesis Malbec hasta que un día visitó la bodega Phil Crozier (Restaurante Gaucho, de Londres). Cuando probó este vino, dijo que quería llevarlo todo a Inglaterra y compro las siete barricas. Allí hubo que ponerle un nombre y fue AntiSynthesis. A partir de entonces guardamos siempre un poco para el mercado interno. Se piensa en dar únicamente lo que esta en el viñedo". Tiene una complejidad que coincidimos en describir como "natural". Lleva una crianza de trece meses. Le gusta mucho a Patricio Tapia (critico chileno referente del cono sur) que lo ha calificado con 96 puntos en su guía Descorchados.

Synthesis Cabernet Sauvignon 2012 
La primera cosecha fue 2011. Posee una hermosa complejidad aromática que abarca toda la gama de aromas esperable en este varietal (gran oferta de especias). Pasa catorce meses por barrica francesa. En boca  es concentrado y también especiado, rico, largo, hermoso... Me gusto mucho.


Synthesis The Blend
60% Malbec, 30% Cabernet Sauvignon y 10% Merlot. Con 18 meses de barrica de primer uso, se trata de hacer un vino de culto -que si no sale bien, no se hace- lo cual hasta ahora por suerte no sucedió. Nos contaron que, desde la viña hasta que se embotella, se lo prueba como 500 veces.

Se vinifica por separado cada componente, pasando nueve meses por barricas. Después se hace el corte y continua nueve meses mas en barrica, para finalmente embotellarse y mantenerse otros nueve meses en estiba antes de salir a la venta. 

La cosecha 2008 de este vino obtuvo en 2011 el International Trophy de la revista inglesa Decanter. Es un vino sutil en nariz y con un una gran expresión en boca.


Roberto L
El icono de la bodega, lleva el nombre de su conductor. Y todos sabemos que para animarse a ponerle el nombre de uno a algo, se necesita estar orgulloso del producto.
Se trata de un penta-varietal: 50% Malbec, 20% Cabernet Sauvignon, 10% Merlot, con aportes de Cabernet Franc y Syrah. 

Con 18 meses de roble, es uno los mas potentes: gran intensidad de fruta, especias y la madera aportando vainilla, café y tabaco. Concentrado y aterciopelado, de largo final. Para ocasiones especiales.

Y si tenes cinco minutos más podes escuchar a los protagonistas en este vídeo, que pudimos compartir en la reunión (vale la pena):

Un lujo que Finca Sophenia ofreció a los integrantes de Argentina Wine Bloggers, al invitarnos en exclusiva a catar los sus vinos, que tan bien nos representan en el mundo. Brindamos por ello:



Fotos tomadas por El Angel del Vino

Mas info:  Nota de Esteban Bruno en El Vino del Mes

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...