Etiquetas

martes, 29 de agosto de 2017

Un día en Napa Valley - Bodegas Mondavi, Inglenook y V. Sattui


Esta nota cuenta la segunda parte de una intensa jornada en la que recorrimos Napa Valley. Te recomiendo leer antes la primera.

Robert Mondavi
La bodega está ubicada en Oakville, a pocos cientos de metros de Opus One. Fundada por Robert Mondavi en 1996, dentro del viñedo To Kalon, considerado un lugar místico, un "Grand Cru" de Napa. Robert Mondavi fue un tradicionalista, que creía que los vinos debían reflejar sus orígenes, pero también fue un innovador que aportó nuevas técnicas. La bodega fue una de las pioneras y es mundialmente reconocida. El arco en la entrada de la bodega es famoso y en el patio, donde suelen haber shows musicales, se presentan esculturas e instalaciones artísticas.




Al presentarme como prensa, fui invitado a la sala de cata especial de los miembros del Spotlight Wine Club de Mondavi. El concepto de clubes de bodega está muy difundido y consiste en asociarse, recibir vinos a domicilio y tener facilidades especiales y descuentos al visitar la bodega. Claro, esto en un país donde los envíos por correo funcionan a la perfección.

Allí me propusieron elegir cuatro vinos de una carta de diez etiquetas de ediciones limitadas que solo están disponibles para catar en la bodega. A diferencia de lo sucedido en Opus One, la cata fue más a nuestro estilo, con el Sommelier explicando animadamente y mucha diversión con los grupos de socios que llegaban a catar buscando pasar un momento divertido, además de recorrer la bodega.




Los Vinos
La directora de enología es Genevieve Janssens.

Harvest Of Joy Fumé Blanc Sauvignon Blanc 2013 
Fue el vino emblema de la Bodega. La idea era obtener un Sauvignon Blanc de estilo más rico, pero manteniendo su brillantez. Fermentado en barrica francesa 21% nueva y con un paso por tanques de acero inoxidable para aumentar la vibrante fruta y los aromas herbales. Finalmente se envejece por ocho meses en barricas de roble francés de 225 litros, sobre las lías. Es un vino que se hizo para el 50° aniversario de la bodega. Una edición limitada que lleva el mismo nombre que Robert Mondavi le puso a su autobiografía. Precio: 50 dólares.



Changemont Pinot Noir 2014
Con uvas provenientes de Carneros (Stanly Ranch). Su nombre refiere a un elegante paso de ballet realizado por una bailarina, intentando reflejar cómo éste vino combina la cereza roja y frambuesas en el paladar, con pasto recién cortado y aromas a hierbas secas. El Pinot Noir prefiere la zonas neblinosas y barridas por las brisas de Carneros. Pasa seis meses en barricas de primer y segundo uso. Muy buen ejemplo de Pinot Noir en nariz. 9.400 botellas. Precio 55 dólares. 

Harvest Of Joy Red Wine 2013
Blend 71% Cabernet Sauvignon, 14% Cabernet Franc, 6% Merlot, 6% Malbec y 3% Petit Verdot. Fermentado en barrica francesa, donde pasa luego 25 meses de añejamiento. Uvas del famoso To Kalon Vineyard. Excelente. Precio: 100 dólares.



Robert Mondavi Reserve Cabernet Sauvignon 2011 
91% Cabernet Sauvignon, 5% Cabernet Franc, 4% Petit Verdot. Cosecha de las mejores parcelas del viñedo, fermentado en barrica francesa, pasado a barrica nueva 100% para la fermentación maloláctica y añejado durante 19 meses. Lo que uno espera de un gran blend de California. Precio 165 dólares.

Luego de la cata, hubiera podido recorrer la bodega con un tour guiado, hay cuatro distintos y están preparados para recibir mucha gente, pero eran las 3:00 de la tarde y ello reducía las posibilidades de conocer otras bodegas, así que seguí camino hacia la siguiente parada:

Inglenook Winery




Fundada en 1879 por Gustav Niebaum, capitán de barco finlandés que murió en 1908. Luego debió atravesar las penurias de la ley seca -la prohibición del alcohol en Estados Unidos- y terminó siendo vendida y dividida entre varios dueños distintos para pasar finalmente a ser adquirida por el cineasta Francis Ford Coppola, quien primero compra 1.500 acres, pero recién adquiere toda la bodega y los 94 acres que le faltaban en 2011. Logra así reunir todas las partes y restaurar el castillo en todo su esplendor. 





La enología es manejada por Philippe Bascules enólogo de Châteaux Margaux, con la consultoría del francés Stephane Derenoncourt.

A partir de ese momento decidí dejar de catar vinos. Estaba solo y conduciendo y pese a que evitaba tragar los vinos siempre algo se pasa, en especial con ésta calidad, así que hice un alto y me senté en el bar del Castillo a tomar un rico café doble.

Al salir de Inglenook encontré el tren turístico que recorre Napa Valley y ofrece servicio de degustación y comidas en distintas categorías y con distintos precios. Le saqué una foto y continué hacia otra bodega en la que tenía previsto ver y degustar otra de mis pasiones: los quesos.



V. Sattui Winery

Es también una bodega muy conocida en Napa, fundada por un inmigrante italiano, pero que -más allá de sus vinos- alberga un espacio dedicado a comidas. 



Se especializa en snacks, sándwiches, ensaladas y fundamentalmente en quesos con una oferta de más de 100 variedades de todas partes del mundo.



Allí que compré una baguette y un queso roquefort francés y los disfruté en una mesa de picnic bajo añosa arboleda. Esta bodega solo vende su vino de forma directa al público y, por el movimiento que había en los casi diez mostradores de degustación, debe vender bastante ahí mismo, además de lo que envían a domicilio.







Los precios son amables para Napa, van de 23 a 67 dólares.

A esta altura, casi las 16 hs, recién estaba por la mitad de lo que es el valle de Napa, llegando a Santa Elena, y decidí emprender el regreso, volviendo por el llamado Silverado Trail.



Esto es lo lindo de Napa, permite ir en un sentido por la ruta 29 -que va por el centro del valle en la zona más baja- y regresar por éste otro camino que faldea los montes del lado Este y tiene hermosas vistas, siendo más escénico. Luego de pasar sin detenerme por varias reconocidísimas bodegas como Beaulieu, Grgich, Dell Dotto, Sutter Home, Beringuer, Charles Krug, pegué la vuelta en Deer Park y tome el Silverado Trail en dirección sur, para detenerme en Mumm Napa, donde por unos minutos pude apreciar su famosa terraza con vista al valle de Rutherford donde muchísima gente disfrutaba no solo las vistas sino también de los espumantes. 







Mi intención era llegar, antes de que cierre, a la bodega Dariush. Pasé por otras famosas como Chimney Rock, Clos du Val, Signorello, y llegué a Darioush, apenas 20 minutos luego del cierre al público... Los portones estaban cerrados y pese a mi ruego de que me dejaran pasar, aunque fuera para las fotos, nunca se abrieron. Lástima, ya que me habían aconsejado ir por lo pintoresca.



Nada que quejarse, hacía más de ocho horas que estaba haciendo lo que me gusta: pasear por viñedos y bodegas, catar vinos, degustar sensaciones, hablar con algunos protagonistas y llenar la memoria de notas para contar este maravilloso mundo del vino



Para finalizar no podía faltar una breve caminata por la ciudad de Napa, que está, impregnada por el espíritu del vino.


Las sensaciones de este día bajo el sol de California recorriendo Napa me quedaran en la memoria y el alma.

viernes, 25 de agosto de 2017

Fifty Row y Smokescreen, vinos de California


"Mi nombre es Paul Johnson, tengo 60 años y amo el vino. Desde chico siempre quise hacer algo con vinos. A finales de los 90, en San Diego, California, había una vinoteca que era la única del condado y se retiró del negocio. Tomé la decisión, fui al banco, pedí un crédito y la compré. Fuimos una de las primeras vinotecas, en el año 1996, en enviar vinos a todos los Estados Unidos".

Así comenzó la charla con este californiano que me recibió con sus vinos Fiftyrow y Smokescrren en las instalaciones de la bodega Silenus en Oakville, donde los elabora desde 2006.

Cuenta que su entusiasmo con la vinoteca fue decayendo, que primero contrató un manager para atenderla y finalmente en el año 2001, cansado de la venta minorista, la vendió. Pero las ganas de seguir relacionado con el mundo del vino persistían, por lo cual en el año 2003 decide comenzar a elaborar los propios en una bodega cooperativa -que luego fue comprada por el grupo Gallo- lo cual motivó el traslado a Silenus. 

El enólogo y socio minoritario de la bodega es Gary Galleron, de amplia trayectoria en el rubro (comenzó en 1976 en Chateau Montelena) y con orígenes familiares en Francia, desde donde sus abuelos llegaron a los EE.UU. en 1896. "Lo contacte en 2003 y le dije que no quería que él fuera el winemaker sino que me enseñara" cuenta Paul, quien logró su objetivo y actualmente realiza por sí mismo la mayor parte del proceso productivo.

Los vinos
Los nombres de los vinos tienen ambos un sentido: Fifty Row (fila 50) es porque "en mi días de secundaria ya me gustaba el vino, mis amigos me cargaban y yo les dije: ríanse pero yo voy a estar haciendo vino antes de los 50 años. Y el nombre de la otra línea, Smokescreen, significa "pantalla de humo" debido a que no podíamos decir al principio quién era el enólogo que estaba atrás de los vinos", explica Paul.

Acerca del estilo nos cuenta: "empezamos con precios debajo de los 30 dólares en la línea Smokescreen lo cual no es fácil con uva de Napa. Queremos que nuestros vinos tengan precios razonables, pero tampoco estar en el nivel más bajo. Lo que buscamos es que la gente a la que le gusta el buen vino pueda comprarlo, para beberlo también los días de la semana. Hace 10 años mantenemos el mismo estilo y vendemos a muchos restaurantes porque los vinos van muy bien con la comida".

Smokescreen Chardonnay 2014
Es de la zona de Carneros. Un pequeño porcentaje es fermentado en barrica nueva. Pasa diez meses sobre lías y tiene una muy buena nariz. Su precio es de 25 dólares y la producción alcanza a 20.000 botellas



Smokescreen Rose 2016 
Elaborado con un blend de uvas Merlot, Malbec, Syrah y Zinfandel provenientes de Sonoma. Siete mil botellas, de un rosado un poco más "sustancioso" que los franceses. Con  buen color y más cuerpo, que va bien hasta con un asado. Cerezas en nariz y seco en boca.


Smokescreen Pinot Noir 2015
Con uvas de Anderson Valley, Mendocino County, un viñedo a apenas 130 metros sobre el nivel del mar, donde los días son cortos y calientes y las noches frías, lo que es bueno para el Pinot Noir. Van por la séptima cosecha de este vino bien frutado, pero en el que al tiempo de reposar en la copa, aparecen las notas secundarias. Se elaboran 12.000 botellas y se vende a 15 dólares la copa en los restaurantes. Es uno de los más vendidos de la bodega.

Fiftyrow Cabernet Sauvignon 2013
Del viñedo de Alice Block, ubicado en Rutherford. Tiene un 96% de Cabernet Sauvignon y un 4% Petit Verdot. Pasa dos años en barricas, 75% de ellas nuevas. Se destaca por la sensación a tiza en boca y un muy buen sabor. Son 4.800 botellas que se venden a 60 dólares.

Napa Valley esta llena de grandes y famosas bodegas, pero también de proyectos pequeños, como éste, donde manda la pasión por el vino. Quienes recorran el valle podrán encontrarlos pronto en el Tasting Room que planifican abrir el año que viene.

Fotos tomadas por El Angel del Vino

jueves, 17 de agosto de 2017

Kaiken junto a su enólogo Rogelio Robino


Esta bodega, que fue fundada por Aurelio Montes (del Grupo Montes, de Chile) y tres amigos más, está ubicada en Vistalba -que formalmente forma parte de Las Compuertas- donde cuentan con 28,5 hectáreas cultivadas. Además de ésta finca poseen otras dos en Chacayes (150 ha, 16 cultivadas) y Agrelo (70 ha).



Ocupando hoy el puesto número 17 en exportaciones, con ventas a 70 países, despachando 700 mil cajas de 12 botellas al año, con un precio promedio de 50 dólares la caja, prácticamente el doble del precio promedio que tiene Argentina en general.

En el año 2004 Aurelio Montes empieza a elaborar en Bodega Benegas y en 2007 compra ésta bodega, Don Calise, que estaba inactiva y forma Kaiken (cuyo nombre, como aclaran las etiquetas, es debido al caiquén, un ganso silvestre que vuela entre Chile y la Argentina).


A partir de 2013 Kaiken se enfila hacia una impronta más argentina, tanto en el equipo comercial como en el enólogico, que ha sido muy bien recibida especialmente en el mercado local, donde ha crecido a tal punto que también crearon una distribuidora que además trabaja aguas y destilados.

Nos recibió el enólogo Rogelio Rabino, quien llegó a Kaiken luego de su paso por Finca Sophenia. Nos contó que desde 2011 se trabaja en forma biodinámica, con la viña recorrida por gansos, gallinas, ovejas..., contando incluso con una huerta. "Hay viñas muy antiguas de 125 años, plantada con estacas traídas de la Finca Agronómica. Son plantas bajas, con poda doble Guyot, y riego por surco, de donde sale el Mai, vino icono de la bodega. Luego, por la inmigración italiana y española aparecen los parrales, pero para el Malbec dan poca producción y solo sirven en suelos muy ricos como éste. En los 90 llegó el espaldero alto, el riego por goteo y la tela anti granizo".

Rogelio nos contó que "con la biodinámica empezaron a volver los animales (zorros y pájaros) y el porcentaje de materia orgánica subió de 0,8 a 1,7. Se usan fertilizantes con compost de orujo y escobajo y se compra guano, con lo que se logró mejorar la parte radicular".

Para verlo visitamos la calicata excavada en un viñedo de 25 años de antigüedad, viendo los rastros del suelo aluvional del Río Mendoza: hasta los 80 cm hay suelo franco arenoso y debajo aparece el canto rodado. Tiene un PH 8, bastante calcáreo. Las raíces de las viñas están en la franja franco arenosa, lo que influye en la concentración del vino, pero drena bien porque abajo está la piedra. De aquí salen las uvas que dan a luz el Ultra Chardonnay, porque la uva, al ser de un lugar más cálido aporta cremosidad sin tener que usar madera para ello, explica el enólogo.

Al estar tan cerca de la ciudad de Mendoza, la zona está rodeada de casas de buen nivel, lo que muestra que inmobiliariamente el viñedo del Mai vale oro, una triste realidad, porque hay riesgos de perder estos excepcionales viñedos. 

La bodega
Es de 1920 y hay piletas redondas de 12.400 litros y cuadradas de 25 mil litros, revestidas con epoxi. El tamaño de la pileta en aquella época era equivalente al potencial diario de cosecha.



Rabino explica: "las piletas de concreto no dan intercambio al vino. Tienen más sustentabilidad, por ser técnicamente más estables". En la parte nueva se ven piletas de hormigón armado sin epoxi, son las últimas, del año 2011 de 38.000 litros cada una.


De 1970 hay piletas grandes de 140.000 litros que fueron subdivididas a 33.000 litros, siendo la capacidad total de la bodega de siete millones. Testigos de los viejos tiempos, además de las piletas, quedan dos destiladores -fuera de uso- que datan de la época en que se hacían destilados. También fue fabrica de ácido tartárico, porque se aprovechaban todos los residuos.

La Cava
En la cava de crianza del Mai se observa el símbolo de Montes de Chile, relacionado con la historia de uno de los socios que, luego de sobrevivir a dos accidentes aéreos, es muy creyente en los ángeles. Por ello también se confía en la importancia de la energía de la música y en la cava se escucha una suave música gregoriana durante las 24 horas. Hay en existencia 2.850 barricas, repartidas entre la cava y todos los pasillos subterráneos.


Kaiken Brut 2013 $320
Pinot Noir y Chardonnay. Elaborado bajo método tradicional, pasa dos años sobre lías. Se elaboran 50 mil botellas. 9,5 gr/lt de alcohol.



Kaiken Terroir Series Sauvignon Blanc 2016 $230
Este blanco fue idea de Rabino, quien venía de una bodega que elaboraba mucho Sauvignon Blanc mientras que en Kaiken no se hacían. Buscando viñedos de Malbec llegó a una finca de San Carlos y encontró éste. Ansioso, se paró arriba de la caja de la camioneta, parta captar señal, y por radio le pidió a Aurelio Montes permiso para intentarlo. Por suerte recibió un ¡hagámoslo! como respuesta. De esta cepa en zonas de influencia oceánica resultan vinos muy florales, pero los de acá son más minerales como en Sancerre o Puilly Fumé. En nariz tiene más arveja y un poco de espárragos. Con un 5% de paso en barrica de segundo uso para dar un touch fumé. El cuerpo lo da el manejo de borras. Se para la fermentación para dejar dos o tres grados de azúcar (algo que me gustó). En boca reproduce lo sentido en nariz.


Kaiken Torrontés Terroir Serries $230
"De Cafayate, donde se alquila el viñedo a una pareja de viejitos. Es importante el punto de cosecha para no pasarse a la acidez tropical (terpénico), algo a lo que en el mundo no están acostumbrados, las presiones de filtrado -hasta 600 milibares- y no meterlo en el gota. También dejar algo de azúcar parando la fermentación", dice Rabino. Nariz bien típica y en boca mucho más amable, redondo y prolongado.

Kaiken Ultra Chardonnay Alturas 2015 $350
De Tupungato, a 1300 msnm. "Venimos bajando la madera buscando un blend estilo Chablis (fresco) y Napa (cremoso) pero obteniendo la cremosidad desde la uva (a partir de 2017)" expresa Rogelio. Esta cosecha 2015 conserva el estilo americano, pero está muy redondito. Lleva doce meses de roble francés.



Kaiken Malbec Rosé 2016 $175
Finca Agrelo. "Apenas ingresa la uva en el tanque, se saca el jugo casi sin prensar, fermenta a baja temperatura". Frutillas y arándanos en boca. Nariz muy delicada y lo mismo en boca donde se reconoce la cepa. Uva liviana y frutada.

Kaiken Terroir Series Malbec 2015 $230
80% Malbec de Chacayes, 15% Bonarda de Agrelo y 5% Petit Verdot de Chacayes. Pasa 19 meses por roble francés. "En Chacayes hay una finca de 150 ha con solo 15 plantadas debido a falta de permisos de agua. Venimos trabajando dry farming (duplicando el rendimiento del agua) mediante manejo agronómico, sin uso de tecnología". Pasa 19 meses por barrica (de 1º, 2º y 3º uso). En nariz se empieza sintiendo lo herbal de Chacayes y luego llega el toque de Petit Verdot. En boca esta matador.



Kaiken Terroir Series Cabernet Sauvignon 2015 $230
78% Cabernet Sauvignon, 15% Malbec y 7% Petit Verdot, todo de Chacayes. En nariz la pimienta está baja y la madera aparece más, pese a que el uso de madera es el mismo que en el Malbec. En boca está mejor que en nariz, taninos perfectos. Pasa 19 meses por barricas nuevas y usadas. Destacable relación precio / calidad.

Kaiken Ultra Malbec 2015 $350
Es un blend de tres regiones: Altamira (VistaFlores), Chacayes y Gualtallary. 78% Cabernet Sauvignon, 15% Malbec y 7% Petit Verdot. En nariz ofrece un impacto inicial importante y complejo. En boca suma mucho, está espectacular. Tiene más paso por madera que los otros Terroir Series (doce meses), pero se siente menos.



Kaiken Ultra Cabernet Sauvignon Leyenda 2015 $350
De Vistalba. "Una parte se cosecha bien verde para elevar la piracina, se cuida mucho la vinificación, con pocos remontajes para no extraerle la parte tánica"En nariz destacan las frutas negras y el casis. Acá sí la tipicidad destaca en boca. Pasa doce meses por roble. Excelente vino.

Kaiken Obertura Cabernet Franc 2014 $560
De un viñedo de Chacayes plantado en vaso (no en espaldero). Entra fuerte en nariz -casis- y se va aplacando hacia notas terciarias: vainilla y especies. En boca está perfecto, dulzor a pimiento rojo, bien lineal. buena acidez. Doce meses de roble en barricas de 2º y 3º uso. Vale la pena darle una chance si buscas Cabernet Franc. Rogelio dice que al Cabernet Franc y al Merlot son las dos variedades a las que mejor les hace la estiba en botella.



Mai Malbec 2013 $950
El nombre significa "el primero" en dialecto Pehuenche. Pasa 18 meses en barrica de primer uso. Aromas a violetas, frutos negros, frutos secos y chocolate. En nariz conserva el balsámico y la presencia de madera. En boca es distinguido, el más complejo.

Cuvee Especial Ultra Pinot Noir 2016 $320 (sin etiquetar)
De Gualtallary. Embotellado apenas dos días antes de la fecha en que lo catamos, es un proyecto especial para Dinamarca a donde se destinarán 5.700 botellas, quedando solo 700 al mercado local.

Kaiken Wine MCA 2015  (nombre de tanque)
En nariz es totalmente nuevo. 60% Merlot de Vistalba, 30% Cabernet Franc y 10% Ancellota. Es el vino para celebrar el 15° aniversario de Kaiken. Tiene el cuero y la fruta negra aportados por el Merlot y la coloración de la Ancellota. El Merlot pasa dos meses por madera nueva y luego va a barrica usada. Las cosechas 2014, 2015 y 2016 fueron ideales para el Merlot (que se bloquea con el sol) porque hubo menos asoleamiento, acota Rabino.

Ancellota Tinta China 2017 (nombre de tanque)
Al momento de catar estaba aún haciendo la fermentación maloláctica, presentando sabores a yogur de frutilla. Buena experiencia para admirar el color de esta uva tintorera.

Shreck y Fiona 2017 (nombre de tanque)
Es un corte de uvas blancas: 90% Semillón de Villa Bastías y 10% Pinot Gris de Valle de Uco, que destaca por sus aromas a pera. Sale a la venta en estos días.

Dulce natural "El Esperado"
Se hizo una sola barrica que no está a la venta. Es un Semillón y Sauvignon Blanc con 75 mg de azúcar. Riquísimo. Pida probarlo si visita a la bodega.

Además de que los vinos están muy bien, luego del loable giro que los ha puesto en un lugar de mayor consideración entre los entendidos, Kaiken es una linda bodega para visitar, ubicada está cerca de la ciudad de Mendoza y ofrece actividades y degustaciones: http://kaikenwines.com/es/kaiken-experience/
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...